La Chupifamily

 

La Chupifamily o familia de Brixta se compone principalmente de 5 miembros femeninos, aunque no deja de crecer sumándose a ella unos cuantos masoquistas del sexo masculino que soportan a los miembros de la Chupifamily estoicamente, tanto por separado como a todas ellas juntas y revueltas en las reuniones familiares.

Un miembro fundamental de la Chupifamily es nuestro hermano peludo que, aunque no siga entre nosotros, nos acordamos mucho de él. Nos quejábamos de que era un cabroncillo, pero la culpa es nuestra. Creamos un monstruo y el pobre, ante el harén de arpías que se le echó encima, tenía que defenderse de putaditas varias.

 

La Chupifamily podría haberse autodenominado la hachazos verbales´ family, pero eso sería reconocer que somos unas cabronas entre nosotras, y no es así. Es un entrenamiento casero para enfrentarse a la vida cotidiana de “ahí fuera”. Es nuestro (negro) sentido del humor.

 

Nos dedicamos mutuamente joyitas verbales tipo:

 

“Jo-der tía, no te pongas esos pantalones que te hacen un culo de antes de la guerra”

 

“¡Anda! Te ha salido pelusilla en el bigote. ¡Qué gracia!”

 

“Cállate un rato anda, que me estás poniendo la cabeza como un bombo”.

 

“No pensarás salir así a la calle, ¿no? Te van a… preguntar cuánto cobras/regalar monedas/meter una paliza”

 

Hay que ser gilipollas para gastarse tanta pasta en una camiseta tan fea”

 

“Se me olvidó decirte que la semana pasada llamó el chico ese con el que dabas tanto la coña y le dije que te habías ido con tu otro ligue

 

“Pasa de mí como lo hago yo de ti”

 

“Jo-der cómo has engordado. Esos pantalones te venían sueltos y ahora pareces una morcilla”.

 

Otra versión de ésta última es que te regale algún miembro de la Chupifamily, pongamos una falda, dos tallas más grandes de la que usas y se justifiquen con: “¡Yo que sé!. Hace tiempo que no te veo y me guié por la foto que me enviaste por e-mail. Calculé la talla a ojo según la pinta que tenías en ella”

 

A pesar de estos comentarios llenos de amor, dulzura y comprensión, pobre del que venga de fuera y simplemente mire mal a alguno de los miembros de la Chupifamily. Ríanse ustedes de la mafia siciliana. Sacamos nuestra alma macarra y destrozamos a tan osado incauto atacando por sorpresa.

 

Las reuniones familiares son una mezcla de jolgorios, cachondeo, risotadas y broncas colectivas en las que se forman bandos aleatorios. Puede que tu aliada esté de tu parte durante cinco minutos, se vuelva contra ti y no te quede más remedio que aliarte con la que hacía cinco minutos era tu enemiga.

 

Un ex mío dijo: “Vale, lo dejamos y te dejo de dar la paliza con la condición de que me sigas invitando a las reuniones de la Chupifamily”. Algunos no podían ni comer de la risa, otros de la sorpresa y todos salían indigestados. No todo el mundo pasaba la prueba. Tengo suerte de que el Caracol no se entere de nada. Habría salido por patas.

 

 

Estas reuniones también eran conocidas -y temidas- entre nuestros vecinos. Una vez, una inocente vecina le dijo a Mamá Brixta: “Habéis tenido reunión familiar, ¿no? ¿Cuántos erais? Al menos unos veinte ¿no?”. Sólo eramos seis, y uno de los asistentes era nuestro hermano peludo. Existen reuniones legendarias que marcaron un hito en la historia de la Chupifamily.

 

El principal motivo de batallas campales chupifamiliares era la ropa, que no el único. Especial valor llegaron a adquirir las medias, calcetines y las bragas. Brixta llegó a considerar seriamente la opción de poner un candado en el armario para evitar el hurto de prendas varias. No era que fueran especialmente molonas o bonitas, no. Ésa no era la razón para “pedirlas prestadas” de estrangis. Lo que daba morbo era conseguir sustraerlo del armario ajeno, ponérselo a escondidas y conseguir salir de casa sin que la dueña se coscara del hurto. Era impagable esa satisfacción especial de estar por ahí con la penda en cuestión puesta y estar 100% segura de que la dueña, en ese preciso instante, se estaría volviendo loca buscándolo por toda la casa. Sobre todo si se la debías de antes. Eran chutes de adrenalina íntimos e intransferibles.

 

 

 

Miembros de la Chupifamily:

 

La enana .- Carita redonda y ojos achinadillos. Comparada con todas nosotras, salió pequeñita y con voz de pitufo. Gracias a estas características físicas parece taaaaaaaaan dulce y taaaaaaaaaan buena ella, ¿verdad?. Pues no se fíen. Te las mete dobladas aprovechando que no le pega (fue la que puso los motes a los siguientes miembros. Me pegunto cuál será el mío………. No, déjalo, prefiero no saberlo). Chantajista emocional profesional que sabe aprovechar que la usé de cobaya para cambiarle pañales y darle el biberón. A cambio de estas inútiles prácticas que no me servirán para el futuro -espero- me chupa la sangre y el saldo de mi cuenta cada vez que voy de visita.

Warning: Por las mañanas se levanta con cara de chino “cabreao”. Reglas: No se le mira, no se le habla, y ponga pies en polvorosa si ha tenido la mala suerte de rozarla. Lo digo en serio. Su vida corre peligro.

 

La Barbie y Ken (el compi de la Barbie, por si no se había notado).- La Barbie es la guapa de la casa. Existen conjeturas acerca de su origen, es decir, es adoptada y no nos lo han querido contar. Primero: Es rubia. Segundo: Su pijerío contrasta seriamente con el estilo medio montañero, por no decir cutre, del resto de la Chupifamily. Ésta es la master del universo en hurtos de bragas ajenas.

Warning: No se fíen de las apariencias. A pesar de parecer una soy-chupi-guay-no-me-mires-que-me-rompo, si se cabrea, cosa bien fácil de conseguir por otro lado, suelta lindezas varias dignas del Bronx, escupitinajos densos -y tiene puntería- y si hace falta saca los puños.

 

La Sister South Park y el Sufridor South Park.- Ella es grandona, pero muy bien hecha, que ya quisiera Brixta sus piernas. Es la cachonda mental de la casa (es más payasa aún que yo). Su pasión es comer y experimentar con la comida a lo vago, sin mucho esfuercito. Su utensilio de cocina preferido es el microondas, donde hace desde tortillas de patata hasta, lo que ella llama, fideuá (consiste en poner en un recipiente una pastilla de avecrem, agua y medio paquete de fideos en el microondas). Es capaz de desayunar cinco veces en una mañana (su desayuno preferido es sandwich de cebolla fresca mezclado con ketchup) y luego forrarse a comer con todas nosotras a la hora normal.

Normalmente de buen humor continuo, especialmente por las mañanas. Hecho que sacaba de quicio a la enana en su versión de chino “cabreao” mañanero, para gran regocijo de Brixta.

Warning: Si suelta la tan manida frase de: “Estoy a dieta”, corre en dirección contraria. Su legendario buen humor continuo se le acaba de golpe, y suelta toda la mala hostia acumulada de meses. Al Sufridor South Park cada vez que la oye decirlo, no sólo se le cambia la cara, sino que tiembla.

 

Mamá Brixta.- Cabeza de la Chupifamily con los ovarios muy bien puestos. Hippy frustrada. Tolerante (lo que ha aguantado la pobre).

No es orgullosa, es soberbia (“Y además me ha ido muy bien serlo”) Jamás de los jamases tiene la culpa de nada. Habla para “listos” (“Tráeme el éste que está en el ésto”) y se cabrea cuando los demás no la comprendemos. Es que somos tontos, ya se sabe.

Como buena ciudadana que es, su hobby es limpiar las aceras de Madrid con lo puesto. (Una vez se tropezó con un adoquín suelto en la acera y se despanzurró delante de los milikis de guardia enfrente del Ejército del Aire. ¡Qué detalle! Les sacó de su aburrimiento. Por supuesto, la culpa de que se cayera no era su falta de equilibrio, no. “La culpa la tiene el Gallardón por tener todas las calles levantadas, ¡*@#¬!” Debía ser, precisamente, la única calle en todo Madrid sin obras).

Tiene alma de contrabandista. Envía a Brixta por correo vicios varios y viandas como jamón, fuet, chorizo, cabezas de ajos (“Porque los de allí son insípidos y no te va a salir el gazpacho igual”). Lo que más le gusta incluir en los alijos son las bragas de las hermanas de Brixta, pensando que son suyas y se le han olvidado en la última visita. Lo que demuestra que seguimos arrastrando el trauma braguero de antaño en la Chupifamily, y aún nos falta para superarlo.

Warning: No se cabrea muy a menudo. Pero ¡ojo!, eso no quiere decir que nunca lo haga. Si estalla, ¡corre!. Da miedo, en serio.

 

Y luego está Brixta.

 

Pero, ¿qué os voy a contar que no sepáis ya?

 

46 comentarios

Archivado bajo Anécdotas, Chorradas, Chupifamily

46 Respuestas a “La Chupifamily

  1. sonia

    Todavia no lo he leido pero me hacia ilusion ser la primera, luego te cuento. MUACK

  2. sonia

    ¡¡¡Qué bueno!!!, que bien me lo estoy pasando

  3. sonia

    ¡¡¡Que bueno!!! ¡¡Lo que me he podido reir!!! yo quiero una invitacion para la proxima y eso si, las bragas no me las quito ni pa lavarlas y con tirantes bien amarraitas que sois muy profesionales.
    No me extraña que tu madre los tenga bien plantados.
    Seguro que Caracol se queda y hace por aprender español.
    Brixta, ¿te conozco? va a ser que no, me suenas pero vagamente, anda hablame de ti haber si recuerdo….;)

  4. ¡Coño una familia de contrabandistas cabreadas de bragas!. De dónde sale tanta afición por la braga de estraperlo? sobre todo si eres la hermana pija.

  5. poo

    Jjajaajajaja, me ha encantado la descripción de la Chupipandi, por cierto, no te creas que la mamá es especial, todas las mamás haban así, debe ser requisito indispensable para que un óvulo sea fecunadado. Las cuatro palabras que usas las mamás son: eso, aquello, lo otro y la cosa.

  6. Sonia, ¿qué te ha pasado mujer? Tres comentarios seguidos.😉

    Inthe, no sé hijo. Debe ser el arrejuntamiento chungo de genes. Somos un experimento genético, y mira los resultados.

    Poo, ¿la tuya también se cabrea cuando no la entiendes y se lo dices? La mía se coge unos cabreos descomunales. Manda güebs.

  7. In I Go

    Pues yo que la veo de lo más normalita…

  8. sonia

    Como diria Malayerba es que estoy de un entusiasta subido que no me aguanto😀
    Y si, mi madre tambien era de “traeme eso que esta alli”

  9. sonia

    In I Go, viendo a las hijas, pues…si.

  10. Sí, somos normalitos, no del opus.😉

  11. In I Go

    A eso me refería. Normalitos como los del opus.😛

  12. Lo de hablar en clave debe ser lo que dice Poo, es imposible fecundar el óvulo sin esa aptitud.

    Ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, si los opusinos tuvieran blog……………. De lo que nos íbamos a enterar.

  13. sonia

    Calla que seguro que tienen, pero habrá que tener un super antivirus, alergia le da al mio solo de pensarlo, pobrecillo.
    Recomendado el blog de Omanero.

  14. Quiero conocer a la Chupifamily!!! Me reí desde el primer hasta el último renglón!!

    In I, te extraño! No me peleás más?😛

  15. Pues nada, Jaz, cuando te pases por Madrid tienes casa. Eso sí: ¡Cuídadito con las bombachas!😉

    In I Go, está de capa caída. Ya no mete caña.

  16. In I Go

    Es que me tenéis rodeado. No veo más que bragas por todas partes y a Sonia haciendo propaganda.

  17. poo

    Sí, se enfada mucho, también se enfada cuando intenta decir algo en inglés y nos reimos de ella. Pero así aún la entiendo mucho mejor que con los artículos indeterminados.

  18. La_puta_vaga

    Panda de burras. Si yo he conseguido descifrar todos los “cógeme el ese que está ahí junto al chollo aquel”, vosotras también sois capaces. Lo que sí que cabrea a mi madre es que no sea capaz de leerle la mente. Y lo intento, vive Dior que sí, pero no hay manera, oyesss.

    Lo del tráfico de bragas… si lo dices porque desaparecen misteriosamente de un día para otro, prueba a desmontar la lavadora. La mía me las come. Bueno, es eso o que se desintegran durante el lavado, pero la cuestión es que entran cinco y salen tres. Igual estás robando bragas para nada… ahhhh… Yo es que de pequeña era más mala y le robaba cosas a mi prima mayor porque tenía horteradas geniales que mi madre nunca me hubiese comprado. Ahora que lo pienso, he robado mucho mucho mucho. Ay.

    El Caracol que no se acerque a tu familia mientras no sepa distinguir “coñito” de cualquier otra palabra que se le parezca, por si acaso.😄

  19. Propongo una Asociación de Víctimas de los Ataques Familiares (AVAF), con cuantiosas subvenciones a cargo del erario.Y por supuesto, Brixta y yo a modo de presidentas convocando manis en Madrid todos los sábados.
    Creo que tengo que trabajar menos.

  20. Uy, sí Poo, mi madre hablando en Spanglish con acento del Valle del Kas es la monda también.

    Putavaga, pues a ver si nos das un master en lenguaje materno porque yo no me entero de nada. Y ya han pasado años de aprendizaje, ¿eh?
    😀
    Buena idea Mala. Podemos hacer manis cada sábado en Madrid. Ya sabes tienes sitio en casa de la Chupifamily. Pero por si las moscas llévate bragas cutres. Esas están a salvo. Comprobado.

  21. In I Go

    ¿Madrid? ¿Manis cada Sábado? ¿No seréis del opus?

  22. sonia

    No sé yo, creo que estan cogidos los sábados para eventos de aqui a que celebremos las olimpiadas, como mínimo.

  23. Ustedes tampoco pueden entrar al blog de Óscar?😦

  24. Frases de mi mamá (clásicos “madre-de-malayerba de ayer y de hoy):
    -Un día de estos dejo de fumar.Nena, te compro tu paquete de tabaco, que así no bajo a la calle.
    -¿A que no sabes lo último de tu prima/tu hermano/tu tía/la señora que vive en la casa aquella donde una vez se alojaron unos palestinos y los encontró el Mossad y los sacaron cosiditos a balazos, que te tienes que acordar de quién te digo?
    -Me he comprado no sé qué bueníiiiisimo para cenar y ahora no lo encuentro.
    -Estoy haciendo un crucigrama, ¿tú sabes qué puede ser “río de Aragón”, cuatro letras?
    -Esto se quita con un poco de Bisolvon(ésta sería la que pusiera en su escudo de armas, si lo tuviera;yo de peque pillaba unos ciegos con el Bisolvon compositum que pa qué os cuento..).

  25. iwi

    Hacía tiempo que venías prometiendo escribir este post y yo con ganas de leerlo. Genial, me he reído un montón.
    Mi madre dice: “coge el ése que está AHÍ ENCIMA”. Ahí encima… Y miras en todas las superficies de la habitación y no suele estar. Yo no es que no descifre a mi madre, es que la jodía se inventa los sitios, luego siempre está en otra habitación, en el bolso o en un cajón, pero no “ahí encima”.

  26. Brixta, me encanta tu chupifamily… y lo del noviete que aceptó dejarte en paz a condición de poder seguir yendo a las reuniones familiares… es de guión de comedia surrealista, ¡qué bueno!

  27. Hace un ratillo puse un comentario que debió de perderse por el ciberespacio. Repito pues. Que decía que me mola la chupifamily… y lo del noviete que aceptó dejarte en paz a condición de poder seguir yendo a las reuniones familiares es de comedia surrealista… muy simpático debía ser el chico🙂

  28. iwi

    oye, que yo dejé un comment y ya no está. q ha pasado?

  29. Lo siento chicas. Gajes del oficio antitroll. Pero que no cunda el pánico.

    Jajajajajaa Mala. La mía tó lo arregla con aspirinas. Hasta cuando te has roto un hueso.

  30. Psikke

    My sister siempre se ponía mi ropa y nunca me dejaba la de ella porque parecer que siempre que me la ponía yo se ensuciaba (la ropa se ensucia, cierto?).
    Mi hermano no era el peludo, era ése que no dejaba que se limpiase bajo su cama (él tampoco lo hacía) durante 3 semanas para que se acumulara la pelusilla. Tras ese periodo y para putear me tumbaba en el suelo y e intentaba hacerme comer la pelusilla. El problema es que me defendía del ataque como podía y me libré de saborear ácaros.

    En otra ocasión mi hermana me metió un tubo de pimienta de esa que vendían en las papelerías para hacer estornudar a alguien. Pero mi cerebro -que parece ser era un poco dramático- le daba una orden a las venillas de mi nariz para que estallaran en una preciosa palmera de fuegos pirotécnicos, solo que en lugar de pólvora estallaba sangre. Y tenías que haber visto la cara de terror de mi hermana. La tuve que consolar.

  31. malayerba

    En cuanto a hermanos y ropa, el mío se divertía jugando a torear al perro con mi camiseta preferida, que quedaba reducida a harapo irreconocible después de la primera verónica.Mordía, el animalito.El perro, digo, no el niño.
    Felices los hijos únicos, porque de ellos será su armario…de ellos solosssssss…

  32. gurb

    Las mujeres y vuestras madres… ¡ai mon dieu! si es que sois mas misteriosas que el interior abarrotado de vuestros bolsos.

    Los hombres somos mas simples. Mas burros a lo mejor también, pero mas simples.

    Mala, felices los hijos únicos que no vestiran con prendas de sus hermanos mayores, estudiaran con libros nuevos (pero no tendrán los ejercicios del libro borrados a lápiz, por lo tanto, hechos) y no tendrán que hacer cola para entrar al baño por la mañana… ( ….pero no lo cambio)

    Mola la chupifamily.

  33. In I Go

    Di que sí, Gurb. Tenemos una tecla con dos posiciones: ON y OFF.

  34. malayerba

    No me hables, que hace un mes que perdí en mi bolso una agenda y aún no la he encontrado.Igual el día que lo vacíe me encuentro un abuelo momificado que se coló en algún momento en que me olvidé el bolso en el control.

  35. jajaja, desde hoy no lo dudo: la vida es original…felizmente

  36. karraxi

    lo más terrible que podía pasar en mi casa en cierto momento en el que convivíamos 6 hembras y 2 machos era “la caza del vaquero recién lavado”. si tu cabecita había planeado introducir tu cuerpo en “ese” levis gastado minuciosamente, y alguien te tomaba la delantera, la guerra estallaba.
    aún hoy, si nos paseamos por los armarios de la family , surgen gritos de sorpresa tipo “eeeeeeyyy!!!!!katxo-guarraaaa!!!esta camiseta era miaaaaaaaaaaaa!!!”

  37. Psikke

    Karraxi, en mi casa, igual, y solo éramos dos hembras. Si llegamos a ser 6 hubiera acabado siendo más o menos como Mala.🙂

  38. gigi

    yo no tengo hermanos, pero sí primos y tíos como para 8 capítulos seguidos de chupifámily… lo mejor, las broncas que se pueden llegar a montar a partir del comentario más tonto sobre la cosa más tonta del universo.
    Por cierto, Brixta: tuve en londres un tiempo sensacional, parecía verano. Pero, una vez más, a la señorita amapola (o sea, yo, que más de pueblo y no nazco) un amigo de lo ajeno le robó la cartera con unos cuantos € y pounds y tarjetas de crédito y dni, con lo cual tuve que ir a comisaría y al consulado a x un salvoconducto y… no comment.

  39. gigi bi carrefour con tus comentariso sobre tu chupifámily, que estoy guatxing

  40. gigi

    inthe, ya sé que estás olgüeis guatxing… pero es algo natural, inherente a esta nuestra chupifámily, que cuando nos sacan de nuestras casillas gastamos very bad milk, o no?

  41. ni confirmo ni desmiento. ahh y fotos no.

  42. 😀

    Que haya paz en la Chupifamily inthesitiana.

  43. gigi

    que la haiga, que la haiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s