De Cuando los Mitos se Caen

snailhouse.jpg 

Sigo desgranando las obsesiones de El Caracol , que como veis son muchas y cundiditas. Aún no os he hablado de la principal: la música. No exagero nada si digo que tiene más de 4,000 cedeses, y la colección crece día a día, a un ritmo de 10 cedeses aprox. a la semana. No le vale bajárselo de la mula (no sabía ni lo que era hasta que se lo dije yo). Él quiere su original con la correspondiente cubierta. 

El Caracol se ha gastado en un equipo de música lo que yo ganaba en cuatro meses juntos. Sueña con el día en que pueda tener su propia casa y cambiar la instalación eléctrica, ya que los cables son fundamentales para poder escuchar el aparatito ese tan barato a pleno rendimiento, y se imagina viviendo en el campo, aunque se pudra del aburrimiento, sólo para poder poner la música a toda pastilla. 

El Caracol se pasa las horas muertas haciendo mp3, cedeses para amigos, y actualizando una hoja Excel donde los tiene todos clasificados. 

El Caracol no sólo tiene de todo tipo de música inimaginable, incluyendo unos insufribles villancicos Heavy Metal, sino que sabe de cualquier grupo o cantante su vida, evolución musical, donde vivió/vive, la talla de calzoncillos/bragas/zapatos que usa y hasta cuántas de rayas de coca se mete a la semana. Da igual la década y/o estilo musical. 

El Caracol me ha abierto los oídos a música de la que jamás había oído ni hablar empezando por música del desierto, pasando por la banda de su pueblo y acabando en el Reggae-Metal. 

Gracias a El Caracol sé diferenciar entre Rap londinense y Rap de Birmingham, Dark Dub y White Dub, Drum & Base según la zona de Londres en la que se haya producido, etc. (De los nombres ni me habléis, pero eso tiene que ver con mis defectos de fábrica y dificultad de retención de datos). 

El Caracol consiguió que me vuelva medio gafapasta y me guste el Jazz, que ya tiene mérito porque para mí era música de ascensor o lobby de hotel de lujo. 

El Caracol me ha llevado a mil conciertos en Londres, y conozco todas las salas en esa ciudad que no son pocas. He visto actuar a dinosaurios Punk legendarios como The Damned, en cuyo concierto me sentí una niñata, y para colmo, de las pijas, porque no se me ocurrió disfrazarme de punk pasada de vueltas y generaciones. 

Gracias a El Caracol sé que Ryan Adams no tiene nada que ver con Brian (Adams), y que es un desequilibrado mental que según le pille el día bien se emborracha en el escenario e invita a rondas a todo el público, o bien les escupe y deja el concierto a medias porque “alguien de la primera fila le ha mirado mal”, como tuvimos la grandísima suerte de comprobar nosotros. 

El Caracol es el oráculo musical de cuantos conoce, incluyendo a mi familia y amigos, la suya, nuestros vecinos, etc. El Caracol tiene un amigo que es crítico musical en un periódico con el que debería compartir la nómina porque es una de sus principales fuentes de información para parte de sus artículos. 

Siempre me he sentido muy orgullosa de su buen gusto musical y oído, y estaba contentísima de que cada X tiempo me “llenara” el iPod con música, a fin de instruirme y descubrir nuevas cosas. 

Pero entonces, señores, el desafortunado día llegó. El mito se cae, y ya no le puedes ver con los mismos ojos. Te hace dudar de si no habrás estado idealizándole todos estos años. Mi gurú musical particular se cayó del pedestal, perdió su cetro y mi respeto. 

Si piensan que mis palabras son duras, imaginen que escuchan su iPod compilado por su gurú musical, y les salta ESTO. 

Y ahora, si tienen narices, van y me dicen que no es para tanto.

26 comentarios

Archivado bajo Anécdotas, Caracol, Chorradas, Desahogos, Londres, Musiquita

26 Respuestas a “De Cuando los Mitos se Caen

  1. La_puta_vaga_de_mierda

    Quitando que para mí sólo existen seis tipos de música (lo del Reggae-Metal me ha dejado ojiplática), me asusta ir descubriendo que me parezco al Caracol😄. No sólo tengo la hoja de excel con la música clasificada, sino también otra con mis libros y otra con películas. Ah, y otra más con la agenda de teléfonos por si algún día pierdo el móvil y al mismo tiempo se pone a arder espontáneamente la agenda de papel donde también están apuntados todos los números. Y me callo antes de parecer todavía más tarada.

  2. 😀 ¡Lo sabía! Eso es estar enfermo, pero mira como terapia te propongo que me ordenes todo a mí. Especialmente lo del móvil, que hace poco me robaron el último y no tengo el número de nadie. Te va a venir muy bien, y te librarás de todos tus demonios. Terapia perfecta y barata.

  3. mira q odio la musica ochentosa en toda su extension pero esta cancion es genial! marca toda una epoca de mi juventud!

  4. 😀

    Pablito, has perdido todo mi respeto antes de incluso conocerte.

  5. no habia mucho pa respetar igualmente…😛

  6. 😀

    Te vendes muy mal, Pablito.

  7. malayerba

    Ya te lo decía yo, nena, que este tipo no te convenía…
    ¿Reggae-metal?Dios mío, menos mal que en mi etapa-camarera no conocía este concepto, ¿ves cómo siempre puede ser peor?

  8. Iwi

    Mujer, todos tenemos nuestras debilidades. Quizá el mérito esté en saber mantenerlas ocultas, eso sí.
    Que tire la primera piedra…
    No voy a poner ejemplos de mis debilidades porque con el tiempo me he dado cuenta de que son demasiadas y me empiezo a plantear que quizá no tenga ni tan siquiera el buen gusto que me presuponía a mí misma.

  9. Yo desde luego te diré que no es para tanto, en mi Ipod puedes escuchar a los Milli Vanilli y todavía no se me han desintegrado las orejas.
    baidegüei, porque no presentas al caracol a algún “pograma” de la tele.

  10. Mala, eres sabia.😉

    Iwi, ahí está. Esconderlo tiene mérito. Y sí todos tenemos nuestras debilidades, pero por el cazafantasmas no cuelo.

    Inthe, es que no llega al nivel maribel. A mí todavía me gustan Milli Vanilli.

  11. Psikke

    Le quedaría bien a la banda sonora de un anuncio del Citroen Picasso. Admiro a la gente melómana, mejor que ésta

  12. Jua! La historia venía bien, hasta que leí lo de la planilla Excel con toda la música clasificada. Obse a la enésima potencia resultó el Caracol… no pensé que era para tanto, pero pobre muchacho… está perdido.

    Tan espantada quedé por eso, que el tema de los Ghostbusters hasta me resulta simpático. Y si, define una época de nuestra infancia/juventud.

  13. Bueno, bueno, yo me preocuparía más porque se sepa la vida y obra de los músicos que porque te ponga el tema principal de la BSO de Cazafantasmas. O porque resulte que guarda una colección de comics Marvel tan grande como la de cd’s!!

    Esa canción es un mito para la generación de la época aunque no es de las mejores cosas de Elmer Bernstein.

    Su única pega, para algunos, puede ser que es de los 80′. Pero… tú no vives el momento regresión a la infancia? Escuchar esa canción produce la misma sensación que las primeras notas de Indiana Jones. Cuántas canciones puedes asociar directamente a la película para que la fueron creadas en 2 seg?.

    Ains Brixta, si al final va a resultar verdad eso de que crecer afecta!!.

    Lo que si que me ha dejado asombrada es Milli Vanilli. Ahora sólo queda que digáis que tb os gusta Locomia! Aunque ellos se salvan por ese toque hortera irrepetible de sus trajes de colores estridentes con hombreras y los abanicos. Pero M&V? si ni siquiera cantaban ellos!

    Adántrate en el lado friky del mundo del cine y de la música.

    Una pregunta… cuándo empezó a sonar la canción en tu Ipod no te salió una sonrisa pensando… Juas!!!

  14. lifestraveller

    Pero si es un clássssssico!!!!! No veas la de saltos que pegamos este verano cuando un grupo de freakies tocaron esto en el pueblo de mi madre. Creo que hacía años que no me lo pasaba tan bien…y es que…lo de poner canciones de nuestra infancia es un éxito asegurado😀😀 ¿me convierte eso en una friki sin cura posible? Espero que Sí🙂 “ghost busters….tirirori…” GENIAL!!

    En fin, veo que al Caracol todavía le queda un arduo trabajo para instruirte😛 (mwahahaha!).

    Por cierto, don’t fuck with me que el Caracol tiene villancicos de Heavy Metal….pasa referencias, pasa. Es que verás, he instaurado una nueva tradición navideña en la que hago un CD navideño cada año. Y la música pastelosa está bien un rato, pero como con todo en la vida hay momentos en los que te apetece algo más…heavy…y para no romper la atmósfera navideña…heavy metal navideño es perfecto! Jajaja…me he partido con tu post.🙂

    (Y todo lo que he dicho va en serio, que conste)

  15. Saha, sí vivo regresiones a la infancia, pero no esa manera. Da impresión eso de que te salte en el iPod en pleno metro, y sí, me partí de risa yo sola (es un decir, claro, porque sólo estaba rodeada de otros 300,000 viajeros más). Y para rematar la faena la siguiente que saltó fur “Rock me Amadeus”. Estaba cundidito el iPod.

    Lifey, le preguntaré porque tiene otros villancicos jazz, de los años 50, rap, etc.. No veas si dan de sí los villancicos. Tiene la misma tradición que tú y se ha prometido superarse cada año (glups).

  16. gurb

    “Rock me Amadeus” jojojo. Anda que… si soltaramos todos nüestras perversiones intimas musicales…

    Yo en toda mi vidä me habre comprado unos 2 vinilos. Entre ellos uno de Aerolineas federales. Y otro de The Communards.

  17. gurb

    Jodido teclado expresionista.

  18. 😀

    ¡Aerolíneas Federales! ¡Ay, la madre!

  19. Iwi

    Yo tenía un vinilo de The Communards.

  20. lifestraveller

    Madre…lo mío empieza a ser grave…porque tengo las mismas manías que el Caracol, y visto desde fuera da miedo…:-D Pero bueno, a lo que íbamos, con villancicos Heavy metal de momento me conformo, que me tira más el heavy🙂

  21. malayerba

    Life’s, si te sirve uno así como punk-trash-no sé cómo definir a S.A.:

    Yo tenía una buena colección de vinilos, casi 100, tenía, pero se fueron perdiendo, los presté y no volvieron, las mudanzas…lástima.Ahora tengo emule y soulseek, y tan contenta.

  22. malayerba

    Me ha puesto awaiting moderation!¡A mí!Mardito Akismet…

  23. lifestraveller

    Juas….muchas gracias Mala!! Es genial….jajjaja…viva el espíritu navideño.🙂

  24. Seguro que tiene otra hoja de excel con todas sus amistades femeninas.🙂

    Es lo que tiene tener mala memoria, que hay que apuntarlo todo. xD

  25. sonia

    ¡¡¡Como mola!!!
    Quizá no sea muy buena, pero mola. El mito se mantiene, caracol es un crack.
    Besos

  26. Corsaria, pues ya le puede poner contraseñas porque como se la pille va a desaparecer por arte de magia potagia.

    Sonia, tú también has perdido mis respetos.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s