Archivo de la categoría: Australia

Más Capulladas

 

¿He dicho ya que me encanta Australia? País diverso y acogedor. ¿Y los australianos? Monumentos humanos en movimiento. ¿Y su sentido del humor? Sarcasmo puro y duro.

 

Lo siguiente son preguntas que hicieron futuros turistas en la página oficial de la Oficina de Turismo de Australia. Las respuestas son reales de gente que trabaja allí.

 

A Preguntas Estúpidas,

Respuestas Estúpidas

 

 

Pregunta desde Gran Bretaña: ¿Sopla el viento alguna vez en Australia? He visto en la televisión que casi nunca llueve allí y me pregunto cómo crecen las plantas….

Respuesta: Importamos todas las plantas ya crecidas y después nos sentamos a contemplar cómo mueren.

 

Pregunta desde EEUU: ¿Podré ver canguros en plena calle?

Respuesta: Dependerá de la ingesta de alcohol.

 

Pregunta desde Suecia: Me gustaría ir caminando desde Perth hasta Sydney. ¿Podría seguir los raíles del tren?

Respuesta: Claro. Sólo están a 4,500 km una de la otra, simplemente llévate un poco más de agua contigo.

 

Pregunta desde GB: ¿Tenéis cajeros automáticos en Australia? ¿Me podríais enviar una listado de todos los cajeros, si hay, en Brisbane, Cairns, Townville and Hervey Bay?

Respuesta: ¿De qué se murió tu último esclavo?

 

Pregunta desde EEUU: ¿Me podríais dar información sobre carreras de hipopótamos?

Respuesta: A-FRI-CA es ese gran continente al sur de Europa. AUS-TRA-LIA es esa gran isla en medio del Pacífico donde no hay…. Bueno, no importa. Claro, hay carreras de hipopótamos todos los martes por la noche en Kings Cross (Barrio muy chungo en Sidney donde se encuentra la prostitución). La entrada es gratuita para los nudistas; ven desnudo.

 

Pregunta desde USA: ¿Dónde queda el norte en Australia?

Respuesta: Ponte mirando hacia el sur y después gira 90 grados. Cuando llegues allí, contáctanos y te daremos el resto de indicaciones.

 

Pregunta desde GB: ¿Está permitido traer tus propios cubiertos a Australia?

Respuesta: ¿Para qué? Simplemente haz como nosotros y come con las manos.

 

Pregunta desde USA: ¿Me pueden enviar el programa de conciertos de los niños cantores del Coro de Viena?

Repuesta: AUS-TRIA es ese bonito y pequeño país al lado de Alemania, que es… Bueno, no importa. Claro, el coro de los niños cantores de Viena canta todos los martes por la noche en Kings Cross, justo después de las carreras de hipopótamos. Ven desnudo; la entrada es gratis para los nudistas.

 

Pregunta desde Francia: ¿Tenéis perfumes en Australia?

Respuesta: No. Apestamos.

 

Pregunta desde USA: He desarrollado un nuevo producto, el elixir de la juventud. ¿Me podríais decir dónde puedo venderlo en Australia?

Respuesta: En cualquier sitio dónde puedas encontrar un gran grupo de turistas americanos.

 

Pregunta desde GB: ¿Puedo llevar tacones en Australia?

Respuesta: Eres un político británico, ¿A que sí?

 

Pregunta desde Italia: ¿Me podríais informar dónde en Tasmania hay una población femenina inferior a la masculina?

Respuesta: Sí, en bares gay.

 

Pregunta desde Francia: ¿Celebráis la navidad en Australia?

Respuesta: Sólo en navidad.

 

Pregunta desde Alemania: ¿Hay supermercados en Australia y puedo comprar leche?

Respuesta: No, somos una tranquila civilización de cazadores y recolectores, además de estrictos vegetariano. La leche está prohibida por ley.

 

Pregunta desde USA: ¿Me podríais enviar un listado de todos los médicos en Australia que tengan el antídoto para la mordedura de serpientes de cascabel?

Respuesta: Las serpientes de cascabel viven en A-ME-RI-CA, de dónde TÚ vienes. Todas las serpientes australianas son inofensivas y fáciles de domesticar.

 

Pregunta desde USA: Tengo una pregunta sobre un animal australiano muy conocido, pero se me ha olvidado su nombre. Es una especie de oso y vive en un árbol.

Respuesta: Ah sí, se llaman osos saltarines. Los osos saltarines saltan del árbol y se comen los sesos de quién pase debajo del árbol. La única manera de repelerlos es rociándote de orina humana antes de ir a dar el paseo.

 

Pregunta desde USA: Estuve en Australia en 1969 disfrutando de un permiso del ejército, y me gustaría encontrar a una novieta que tuve entonces mientras estuve en Kings Cross. ¿Me podéis ayudar?

Respuesta: Sí, pero tendrás que seguir pagándola por hora igualmente.

 

Pregunta desde USA: ¿Podré comunicarme en inglés en todos los lugares que estoy planeando visitar?

Respuesta: Sí, pero tendrás que aprenderlo primero.

 

 

Moraleja: No te cabrees cuando te hagan preguntas estúpidas. Responde al mismo nivel y de paso te ríes un rato.

 

 

 

Anuncios

87 comentarios

Archivado bajo Anécdotas, Australia, Capulladas, Chorradas, Cosas de otra gente

Didgeridoo

Brixta fue a Australia en el 2000, antes de las Olimpiadas, con Sister South Park (La que viene después mío. Próximamente en sus pantallas post sobre la Chupifamily). Tres semanitas que no llegaron para nada, ya que había mucho que ver y hacer en un país continente en el que caben seis (que se dice pronto) veces Europa. Recorrimos seis mil kilómetros en dos semanas, en autobuses cochambrosos en los que dormíamos en los trayectos entre destino y destino.

En la preparación del viaje consultando la Lonely Planet descubrí que no iba a ser posible hacer y ver todo lo que quería. Así que tuve que reducir la lista a:

 

  1. Sacarme el PADI y ver peces payaso (Me identifico mucho con ellos, ya que soy una Brixta-payasa), que no conseguí porque me pillé un resfriado y creía que me iban a estallar los oídos (Pringá que es una).
  2. Comprarme un didgeridoo.
  3. Ir a Fraser Island y ver dingos.
  4. Ver koalas y canguros. (Lo último es fácil porque están por todas partes.

Estaban Sister-South-Park y Brixta por Cairns, donde les dijeron que podrían encontrar los mejores didgeridoos. Tocar el didgeridoo no es nada fácil. Es necesario tener una enorme capacidad pulmonar (Gurb, a ti se te daría bien) y practicar, practicar, practicar, y practicar más aún, lo que llaman la respiración circular. (Si a alguien le interesa puedo ponerlo). Lo comparan con tocar la gaita. (Niñas de arriba a la izquierda, lo mismo es lo vuestro también).

Ya en la tienda, la Burra-Brixta tocó el didgeridoo-flauta por casualidad. El didgeridoodero (dícese del que los vende) estaba sorprendidísimo, casi tanto como Brixta. Dicen que tocar el didgeridoo invoca los espíritus del bien y otras fuerzas sobrenaturales. Cuando Brixta terminó de tocar, oímos esto. Salimos fuera con la boca abierta, en estado de shock, y lo vemos con nuestros propios ojos. Unos tocan el didgeridoo e invocan poderes sobrehumanos. Brixta lo toca e invoca a la tuna. ¡Hay que joderse!. No nos habíamos cruzado ni un españolito por todo el camino, y de pronto nos encontramos a 50 gilipollas (Si hay algún tunero leyendo esto, que me perdone, pero lo que hay es lo que hay) vestidos con leotardos, capas, cantando a voz en grito y haciendo el subnormal con una pandereta.

Tras superar el shock y ataque de risa, no nos pudimos resistir a la tentación e hicimos el guiri como toca y a lo grande. Nos compramos cada una un didgeridoo de 1´78 de largo. El didgeridoodero decidió que nuestro inglés era demasiado macarrónico para darnos el folletito de turno con las explicaciones en inglés y nos dio una versión en Spanglish, que no tenía desperdicio.

Transcribo tal cual está escrito la historia del origen del didgeridoo, con sus respectivas faltas, para “regocijo” de Omanero:

“Hace mucho tiempo atrás, en la Tierra de Arnhem, vivía una tribu de Aborigenes que constantemente se traslada de un lugar a otro, en búsqueda de alimentos (Con lo fácil que es decir, nómadas). La vida era hermosa y feliz, hasta que repentinamente todo cambio (¿Se referirá a cuando los ingleses desembarcaron con sus presos y conejos?).

Un dia, dos hermosas hermanas estaban buscando alimento, cuando un demonio gigante las raptó y las llevo a su guarida. Las hermanas trataron y trataron de escapar pero sin resultado. Eran infelices porque el gigante las tomó como esposas (Es decir, las violaba, dicho en plata).

Despues de mucho tiempo ellos pudieron escapar mientras el gigante se encontraba de cazeria. Las dos hermanas encontraron el camino de vuelta a su hogar, a las tierras de su tribu.

El gigante estaba furioso cuando descubrio que sus esposas se habian escapado, dado que no iba a ser facil encontrar dos hermosas jovenes nuevamente (¿Por falta de hermosas o por falta de jovenes?). Partío (como el corazón de Alejandrito, que llega hasta Australia) inmediatamente tras ellas para encontrarlas y traerlas de vuelta.

Cuando los ancianos de la tribu descubrieron lo sucedido, prepararon una trampa para el gigante. Cavaron un hoyo, y cuando el gigante apareció, usaron ellos a las hermanas como señuelo para atraer al gigante hacia la trampa. (Como el que usa un trozo de queso).

Tan pronto como lo capturaron, arrojaron sobre el cantidades de lanzas, que lo hicieron parecer un puerco espín. Al doblarse de dolor empeso el a soplar su pene (Eso tiene un nombre: autofelación) y el resultado fue un increible sonido.

Los ancianos estaban tan sorprendidos por el sonido que trataron de imitarlo, sin suerte. (Me imagino a todos los ancianos intentado practicar la autofelación en grupo con sus correspondientes achaques de ciática).

Fueron al bosque y cortaron un tronco de madera largo, el centro del mismo estaba cavado como si hubiese sido comido por termitas. Soplando el tronco verticalmente les fue posible crear el mismo sonido del endemoniado gigante. Desde ese día el didgerido a sido usado en sus danzas y canciones.”

Hay otra versión del origen del didgereedo pero me quedo con ésta, que es la que mola por freudiana con sus símbolos fálicos y todo. ¿Y pensar que tengo escondido en el trastero un falo de casi dos metros y que es mío y solo mío y sin darle uso alguno? ¿Qué diría un freudiano de mí?.

No contentas con hacer el guiri simple, nos compramos también un cd. Aunque nos controlamos porque había uno de didgeridoo-flamenco-fusión (éste para Malayerba 😉 ).

El didgeridoo suena así. Y por cierto, no hace falta “disfrazarse” de eso para tocarlo.

Foto del mío, cuando lo encuentre.

 

 

57 comentarios

Archivado bajo Anécdotas, Australia