Archivo de la categoría: Choques Culturales

Pon un guiri en tu vida…… (Part Güán)

Y acabarás bebiendo cerveza como si fuera agua.

Y teniendo un manolo-cervecero de lo más sexy.

Y te parecerá lo más normal del mundo meterte una botella y media de vino a la hora de la comida delante de la Chupifamily sin que, encima, te afecte lo más mínimo.

Y comerás a las doce un sandwich guarro y, cenarás a las 7, roast beef.

Y una “patata enchaquetada” (jacket potato) te parecerá una comida sana y equilibrada.

Y un curry de carne de rata picada con salsa de color no identificado, una delicatessen.

Y llegar a casa a las 2 AM te parecerá haber salido a saco y haberte pegado el peazo-juergón del que tardarás en recuperarte una semana.

Y te hablarán en inglés por la calle en tu propio país.

Y te intentarán timar y hablarán de ti pensando que no los entiendes.

Y te emparaionarás con que hablas alto aunque el de enfrente no te oiga.

Y te olbidaras de avlar y ejcrivir tu propio hidioma, sin aprehender del todo el sullo.

Y tu idioma oficial será el Spanglish. Ya no pasarás el aspirador sino que “vacunarás la carpeta” (vacuum the carpet), o tendrás “tomatoes” en tus “socks”.

Y tomarás por psicópatas esquizofrénicos a los desconocidos que te hablen por la calle, aunque sólo te pregunten la hora.

Y te joderá (mucho) que te fichen en el metro e intenten leer de tu prensa (gratuita) que es sólo tuya que para eso has hecho el grandísimo esfuerzo de agacharte a cogerla tú.

Y dirás “ejjjjqüismi” cuando te pisen a ti en el metro. Repito: cuando TE PISEN A TI.

Y te parecerán unos maleducados de mierda cuando tú los pises y no te digan “zorri”.

Y te entrarán ganas de matar a las viejas que se cuelan delante tuyo en el mercado, porque han cometido el mayor de los pecados capitales: “Jump the queue”.

Y las camisetas de fútbol te parecerán prendas de etiqueta y el colmo del glamour para salir por la noche.

Y te movilizarás como no lo has hecho en la vida buscando entradas por toda la ciudad para un partido de esa mierda de deporte que te resbala más que un cerdo en una bañera llena de aceite Johnsons.

Y cuando salga el sol te parecerá un fenómeno paranormal y saldrás desesperada a la calle no vaya a ser que sea tu última oportunidad de verlo en siglos, cual Cometa Halley.

Y te pasearás por Sevilla, en pleno agosto a las tres de la tarde, en una calesa intentando poner cara de que lo estás pasando de puta madre, mientras tratas de ignorar que te estás derritiendo.

¡Qué duro es ser emigrante retornado!

(Dedicado a Lifey quien tiene fijación con los guiris. ¡El que avisa no es traidor!)

Anuncios

19 comentarios

Archivado bajo Caracol, Choques Culturales, Chorradas, Desahogos, Londres