Archivo de la categoría: Post acelga

Latifundio (3)

…… “Ningún especialista discute que, en los grupos que trabajan sometidos a una gran presión, los conflictos nacen más fácilmente. Las nuevas formas de trabajo, que persiguen mejorar los resultados de las empresas sin tener en cuenta el factor humano, generan tensión y crean así las condiciones favorables para la aparición de la perversidad.

(…)

Una empresa desorganizada genera siempre tensión, ya sea porque los papeles están mal definidos (no se sabe ni quién hace cada cosa, ni quién es el responsable de algo), ya sea porque el clima de organización es inestable (se ha nombrado a alguien para un cargo pero no se sabe si va a permanecer en él), o porque se da una falta de consenso (las decisiones se toman sin el acuerdo de las personas interesadas).

(….)

Algunas empresas actúan como “exprimidores”. Hacen vibrar la cuerda afectiva, utilizan al personal pidiéndole siempre más y lo seducen con insinuaciones relativas a su promoción. Pero cuando el empleado está suficientemente “gastado” y deja de ser rentable, la empresa se deshace de él sin ningún remordimiento. En el mundo del trabajo, la manipulación es moneda corriente. Aunque, en un principio, lo afectivo no forme parte del juego directamente, no es extraño que una empresa, para motivar a sus empleados establezca con ellos unas relaciones que superan con mucho la relación contractual normal que se debería mantener. (…..) Por un lado, se les exige demasiado, lo que produce tensión, y, por otro, no reciben ningún reconocimiento de sus esfuerzos ni de su valía. Se convierten así en peones intercambiables”…..

Marie-France Hirigoyen – El Acoso Moral

 

149 comentarios

Archivado bajo Cosas de otra gente, Latifundio, Post acelga, Terapia barata

Brixta se va de viaje….

¡A la luna malayerbense!

Sólamente una temporada.

 

Invitación a los elegidos, y ya sabéis quiénes sois, incluídos los lurkers cobardes que no se atreven a comentar, tipo Gigi 😉

 

La recibirán por correo.

 

Si no se recibe, se pide por email. Recordad que mi memoria es de mosquito portador de malaria. Y además no se me puede pedir mucho últimamente.

32 comentarios

Archivado bajo Desahogos, Latifundio, Post acelga, Terapia barata

Sacos

De patatassacos1.jpg

De engreídos

De puerros

De sabelotodos

De cebollas

De falsos de mierda

De tomates

De gente de pocas miras

De alcachofas

De gente que va a lo suyo

De lechugas (o lechuguinos)

De imbéciles que se creen listos

De nabos (en todos los sentidos)

De corbardes y chantajistas emocionales

De zanahorias

De gente que se cree el ombligo del mundo

 

De Sacco e Vanzetti (Aportación InIGoniana)

 

 

 

Con lo que odio los sacos,

 

¿Por qué al final me toca clasificar?

 

¿Por qué al final me obligan a hacerlo?

 

¿Por qué no sé verlas venir?

 

¿Por qué soy tan idiota?

 

Y sobre todo….. ¿Por qué creo que nunca aprenderé?

 

Respuesta de MamáBrixta a mis Preguntas Existenciales:

 

“Porque naciste así, hija”.

 

Respuesta de Brixta:

 

“Ahhhhh. Así que la culpa es tuya que me hiciste defectuosa. Te voy a demandar”.

 

Respuesta de MamáBrixta:

 

“JAJAJAJAJAJA”. (Menos mal que se lo tomó a broma)

 

 

Conclusión 1: La culpa de todo lo que me a mí me pase la tienen los demás.

 

Conclusión 2: La Chupifamily es “asín”. Es lo que hay.

 

Dedicado a Psikkilla, que sabe de lo que hablo. 😉

 

 

 

 

31 comentarios

Archivado bajo Anécdotas, Chorradas, Desahogos, Paranoias, Post acelga, Terapia barata

Confucio

confucio.jpg

 

“El camino de salida es la puerta. ¿Por qué será que nadie utiliza ese procedimiento?”

Porque no me dejan, Confu, no me dejan.

 

 

 

 

38 comentarios

Archivado bajo Desahogos, Latifundio, Paranoias, Post acelga, Terapia barata

Música Inquietante (Por llamarlo algo)

Éste es mi último descubrimiento. Sólo se acepta que me despellejéis por mi horrible gusto musical una vez lo hayáis escuchado. Si no, absteneos. Se llama Burial, que significa “entierro”. Ya sé que no soy la alegría de la huerta, pero yo no elegí el nombre, que quede claro. Me parto con las críticas sesudas sobre música como ésta. Vamos, que a mí me gusta, pero que no es Mozart, leñe. Resumiendo, en mi humilde opinión: El trabajo más sobrevalorado del mundo mundial, el de crítico de lo que sea. De mayor, o sea ya, quiero ser crítica. De lo que sea. Crítica de la moda juvenil, crítica de bazofiocine, crítica de merengues. Tú dí, que yo critico.

burial.jpeg

¿No dicen que una imagen vale más que mil palabras? Hay música que también. Para una persona como yo, a la que la comunicación en sí misma, siempre le ha fascinado, y a la vez siempre se ha sentido frustrada por dársele fatal, la música ayuda. Y mucho.

Es frustrante no saber comunicarse por palabras, ya sean escritas u orales, no saber plasmarlo gráficamente con éxito, y además, ser incapaz de tocar ningún instrumento socialmente aceptado.

Me hubiera gustado saber tocar el chelo, pero más o menos, y sólo medianamente (mal), sé tocar el didgeridoo. Siempre me han gustado los instrumentos de percusión, y aunque éste no lo sea realmente (más bien de viento) suena a uno. Compré uno en Australia, igual de alto que yo (un didgeridoo jirafa), y está enterrado en algún trastero a kilómetros de aquí. Últimamente lo necesito cada vez más. Estoy decidida a desenterrarlo junto con el arco (Putavaga va en serio. Si lo encuentro te lo mando). No sé cómo se lo van a tomar los vecinos, pero sinceramente, me importa una mierda después de lo que me trago yo cada noche de ellos.
Aquí va mi última rallada. Me siento un poco así…

Inquieta

28 comentarios

Archivado bajo Anécdotas, Desahogos, Musiquita, Post acelga

Sola….

Sola……. Ante lo que se avecina, que no es poco.

Sola….. Conmigo misma, y da miedo.

Sola….. Ante muchos intereses.

Sola….Y prefiero que así sea.

Sola….. Ante la incertidumbre.

Sola…. Frente a mentiras.

Sola… Ante muchos cobardes.

Pero he dicho mal, no lo estoy (sola). Estáis vosotros, que sin comerlo ni beberlo estáis ahí.

37 comentarios

Archivado bajo Blog Compis, Desahogos, Paranoias, Post acelga